martes, 19 de abril de 2005

La providencial audición

Esa mañana yo iba muy quitada de la pena, sin expectativas, tomé el micro (el de siempre) y no conseguí asiento libre, pero me encontré con 2 compañeras de la universidad que sí iban sentadas. Me acerqué, saludé, pero sin esperar nada eh? una me llevó el bolso y la campera y así de la nada, cuando me contaba lo que habían hecho en la clase del viernes (a la cual tuve que faltar por la angina) me contó: "... la profesora quería que hagáramos el texto solos."
Ay de mí!
Qué lindo cruzarme con estos especímenes lingüísticos! No cualquiera tiene el honorrrr de oír semejantes barbaridad, gratuitamente y POR LA MAÑANA!.
Fui una privilegiada, apuesto a que no volverá a ocurrir en lo inmediato, pucha...lo tendría que haber grabado o, al menos, sacarle una foto a ella, poniendo carita de "me-suena-mal-pero-no-estoy-cien-por-ciento-segura-mejor-lo-dejo-así".
En fin, no me lo merecía...


1 comentario:

  1. Que bruta, cuando todos saben que es "haceramos", pucha que bruta !!!
    ;-)

    ResponderEliminar