domingo, 2 de abril de 2006

El viajar es un placeeeeeer...

Adivinen de qué medio de transporte voy a hablar pestes en los renglones que siguen...si, señores, de la 319, adi-vi-na-ron!
La otra noche el micro pasó lleno, llenísimo, como de (maldita) costumbre. Y sí, tuve que viajar parada. Pero no era la única, naturalmente. No señió, antes habían subido otros infelices como yo, entre ellos una señora empitucada cargando demasiadas cosas (una bolsa, una cartera, un maletín de metal 2 tamaños mas grandes de lo normal) como para viajar en la 319 y salir airosa.
La cuestión es que luego de que subiera yo...empezó a subir más gente como era de esperarse en un colectivo a esas horas pico.
Diálogo:
-chofer: a ver si se corren para atrás que hay mas lugar al medio...
-sra con maletín: ay yo me quedo acá adelante porque tengo el maletín...dijo inspirando (infructuosamente) algo de piedad, abrazada al caño.
-chofer: si, y como yo tengo el volante acá también me quedo acá.
-sra del maletín:...(ensayando cara de asesina serial desarmada y de vacaciones)

Ay, estos choferes, que nos congracian con sus cursos de buenos modales...Si se hubiesen presentado al casting de "Miss Simpatía" MINGA que entraba la Sandra Bullock!

3 comentarios:

  1. Es cierto ! y me pasa a mi en otra línea que te voy a nombrar de Capital: Linea 56, lástima que no te la hice conocer :-(
    Los choferes son lo menos cordiales que puedan, y eso que ya me los conozco todos, pero bueno es una raza... sé que tienen un estress barbaro, claro nosotros tambien... pero eso no es lo que se destaca, o importa.
    Vik, esperá un tiempito que en "Animal Planet" van a dar un documental de esta raza ;-)
    Hugo

    ResponderEliminar
  2. No se de que te quejás! Jajajajajajajaja, mucha mucha risa! No podés negar que vivís cosas increíbles en el 319.

    ResponderEliminar