martes, 31 de octubre de 2006

Ma' que jálogüin!!!

Hoy presencié una escena familiar de lo más deliciosa, gracias a la participación de mis señores padres y una grupete de vecinitos de origen desconocido.
Algún infeliz les metió en la cabecita que acá se festeja "jálogüin" y ellos, disfrazados, salieron a grito pelado por el barrio, tocando timbrazos pasadas las 22hs. Ricuritas, no? La cuestión es que nos tocó el turno a nosotros y hartos de escuchar el despelote que armaban en la vereda, mi madre salió "a ver qué pasaba". Los mocosos, en espantosa disonancia, le gritaron que era jálogüin, que tenía que darles monedas (???). Vaya festejo modificado, pensé yo, mientras mi padre, con su mejor actitud de viejo amargado, le gritaba a mi madre: "QUESEDEJENDEJODERRRRR!!! deciles que salgo yo y los saco a patadas en el culo!!!!!!"
A todo esto mi madre, divertidísima, les preguntaba que "quién se los enseñó?" "de dónde son ustedes que no los conozco?". Al minuto regresó a la cocina y volvió hacia la puerta munida de un caramelito. Los pendejos se le mataron de risa en la cara y se fueron gritando: "RAAAATAAA!!!!". Lo que mi señor padre murmuraba no lo puedo reproducir acá, sería demasiado irrespetuoso.

Divinos, los pequeños. Ahora, yo me pregunto... desde cuándo se festeja Halloween acá? qué saben esos purretes de esa celebración tan poco afecta a nuestras costumbres? QUE DEMONIOS HACIAN ESOS MEQUETREFES A ESA HORA DE LA NOCHE JUGANDO POR LA CALLE???? No tienen una madre que los llame al orden y mande a dormir "que mañana hay escuela"?

Encima una se siente una bruja malvada por arruinarles la algarabía! lo parió...

4 comentarios:

  1. Y cuando crezcan celebrarán el Día de San Valentín!!

    ResponderEliminar
  2. mis hijos se quedaron pisandose la cara porque no los dejé disfrazarse, "joder! para eso está el carnaval!" les dije

    no hay caso...

    ResponderEliminar
  3. Peerooo muy bieeen!!! Eso es una madre de principios!!!

    (Socolinsky nos amaría)

    ResponderEliminar
  4. Esos mequetrefes tiene madre y padre que aprovecharon el jalogüin para mandar a los pibes a pedir monedas con la excusa del disfraz. Y los pendejos no se quedaban atrás, seguramente esperaban que les dieran un porro si es que no había moneda...

    ResponderEliminar