lunes, 28 de junio de 2010

Sheer frustration

Hace varios días que ando entusiasmada mirando un blog (que tiene 5 años de vida y MUCHO contenido) de una yanqui, redactora de revistas y no se qué más. Postea cosas muy inspiradoras, sugiere pilas de links, videos, notas, etc. Muy provechoso todo. Y como hago siempre, con muchos, voy y le escribo un mail, para hacerle saber que su blog me copó. Y casi siempre me responden, amablemente, con al menos, un "thanks!".

Pero esta vez me llegó inmediatamente una respuesta automática informándome que si le escribí "porque quiero poner un ad en su blog, los próximos dos meses ya están ocupados. Y que disculpe, pero que le llegan docenas y docenas de mails diviiiiinos y que como te imaginarás no puede responder todo así que al final del mail, tenés el FAQ".

Horror.
Así no se trata a un lector, por más sudaca que sea.
Feo, feo. ¿Por qué la tipa supone que yo le quiero preguntar algo?
Sepan que yo a uds, (aunque tenga 3 lectores fieles nomás) jamás les haría eso (sin risas socarronas, gracias), por más abrumada de correos que estuviera.
Me indignó y desilusionó tanto que soy capaz de DEJAR DE LEER HASTA EL FINAL.

PD: no, qué link, ni link, no pienso linkearla! no se lo merece! la "mrs dozens of emails", psss. Andáaa...

4 comentarios:

  1. Ah, ya, el famoso endiosamiento de los agasajados. Bah... delete!

    ResponderEliminar
  2. jajaja. No es nadie la doña. Ya va a caer solita, dejala... A vos no te llega ni a los talones

    ResponderEliminar