domingo, 24 de octubre de 2010

Super injusto

(a.k.a "I'm on the road, on the road, on the road again!")

Hace como un mes, días más días menos, anuncié por otras vias sociales que había conseguido un trabajo y que estaba chocha. Un puesto de vendedora telefónica en un negocio próximo a abrir en mi ciudad.

Después de la "entrevista" donde me ofrecieron el trabajo y lo acepté, porque me gustaba y me venía al pelo la media jornada de mañana, estuve varios días esperando que me llamaran para coordinar y nada. Durante una semana entera fui a diario a ver si había alguien en el local para seguir charlando de los pasos a seguir pero estaba todo cerrado. Como armar un local comercial lleva su tiempo, fui paciente.

Insisto: el laburo me interesaba, me permitiría usar la tarde para mis otros laburitos, seguir mi curso de decoración con cierta holgura económica, me quedaría a la vuelta de mi casa literalmente, iba a poder hacer horas extras pagas. Y estaría trabajando, cosa buena si las hay.

En el interín de 20 días entre aceptar y empezar a ir regularmente, yo decliné otras 3 ofertas de trabajo y me anoté en 2 cursos a distancia, sobre técnicas de venta y otros asuntos útiles para mi función. A principios de octubre, cuando me surgió la oportunidad de viajar a  Bs As, llamé a mis inminentes empleadores para preguntarles si me necesitarían en esos días (y no, así que viajé tranquila). El día que me llamaron a una reunión con todos los empleados juntos, fuí. Cuando la semana pasada me pidieron que empezara a ir, aún sin abrir al público, para ayudarlos a cargar data en el sistema, fui. O sea que mi compromiso con la causa no dejaba lugar a dudas. Estuve 3 horas una tarde, 8hs al dia siguiente y otras 4hs este sábado pasado.

Para este trabajo previo se necesitaba mucha precisión y prolijidad, por lo cual puse toda mi expertise digital al servicio para que me saliera bien, incluso ni bien tuve 5 minutos libres, me puse a corregir lo que los demás habían cargado mal. Además le sugerí detalles para mejorar la pagina web y me mostré predispuesta para hacer lo que me indicaran.

Antes de irme ayer sábado al mediodía (y sabiendo que a la tarde tendría que volver para otras 4hs de trabajo) pregunté si el trabajo "informal" de estos días antes de la apertura oficial (28/10) y los que quedaban hasta noviembre, sería remunerado o qué. Fue una conversación rara, en la cual me dieron a entender que esas horas ellos las consideraban "preparación previa para el trabajo posterior" y que nnnssiii, me lo pagarían pero... había que ver más adelante, cuánto les quedaba de ganancia como para pagarme... que era "un desafío para todos", que ellos estaban "laburando como negros". Que debería "sentirme una privilegiada que yo ya estaba tomada porque a otros los han tenido una semana a prueba sin cobrar". Todo en muy buenos términos pero bastante incómodos, de cruces de miradas y de versiones diferentes entre ambos empleadores (marido y mujer). Y yo, con la boca llena de "ajaes y ajaps".

Me vine a casa y, a la hora y pico, me llamaron para decirme que no, que al final, yo no iba a empezar a trabajar, que no fuera esa tarde, que lo que les había dicho antes "les metía mucha presión y que no iban a poder pagarme lo que yo esperaba", que "los demás empleados ni se lo habían planteado" y que a ella, como docente, en una situación similar ni se le ocurrió cobrar, por ejemplo, por observar una clase durante 15 días, o que estuvo 6 meses trabajando sin cobrar.

Básicamente, querían hacerme laburar 8 horas diarias (4 más de las que había concertado conmigo) DURANTE 10 DÍAS, haciendo el trabajo de ellos. GRATIS.

Y así como si nada, POR TELÉFONO, me dejaron cesante, haciendo uso de un speech eufemístico y vueltero, diciéndome que me iban a pagar las horas trabajadas hasta ahí y que el lunes fuera a buscar las fotocopias de DNI y CUIL que ella iba a retirar del contador (a cuyas cosas me negué y casi le indico dónde meterse su dinero y qué hacer con esos papeles).

Escuchar todo esto después de un mes de esperarlos, tenerles paciencia, llamarlos varias veces, a riesgo de quedar como una pesada, para ver qué onda porque ellos no me daban noticias. Y después de RECHAZAR OTROS TRABAJOS. ¿Se entiende, no?

Me dejaron en banda porque yo pretendía cobrar -vos fijate qué desatino el mío- por el trabajo intensivo que ya me estaban haciendo hacer y que se extendería, mínimo, por 10 días. Que yo podría haber considerado "capacitación previa", como me insinuaban, si ellos me hubiesen explicado cómo vender, cómo atender a los clientes, cómo ofrecer el servicio, qué decir, cómo manejarme con el sistema, etc, etc. pero no, me pusieron a cargar datos en una computadora. Y no un rato. No, cumplí horario como si ya laburara ahí, en jornadas más extensas de las que yo había pactado con ella, en un local frío, sin agua corriente ni baño funcionando, sentada en un escritorio improvisado e incómoda, con una silla de plástico de jardín, de esas apilables. A su vez dejando de lado otras responsabilidades laborales por las cuales sí podría estar cobrando. El día que estuve 8 horas, me fui a las 21.30 y ni A dije.

Por todo lo anterior se desprende que no trabajaré allí. Es que soy tan desubicada yo, que... quería tener un pago por mi contraprestación de servicios, por mis horas invertidas en SU (despelotado) negocio.

Me quedó "de recuerdo" una caja vacía de productos Unilever que me traje del local para guardar mis porquerías scrapbookeras en casa.

Improvisar un negocio en desbolado mode on aprovechándose de la buena voluntad o necesidad de sus empleados es una AVIVADA. Llenarse la boca diciendo lo bien que recompensan a sus empleados con horas extras pagas y bonos por presentismo, y luego pelar esta reacción es UNA FORRADA. Y pretender que los empleados se "pongan la camiseta" y laburen sin ser remunerados en tiempo y forma es DE CANALLA. E ILEGAL.

Así que...guarda, que, como decía famoso conductor, en Punta Alta hay mucho-garca-dando-vueltas.

5 comentarios:

  1. Ohhh Vicz no tengo palabras!! Que reverendos hijos de puta!!!! Me da pena por tu desilusion, pero mejor haberte avivado a tiempo, no? Estoy segura de que van a cosechar su siembra!! Mientras, vos mandalos al re frente, porque es lo minimo que se merecen..!!!!!
    te mando un beso!

    ResponderEliminar
  2. uuuy qué cagada boluda! no puedo creerlo! mirá, si te sirve de consuelo, mejor haberte enterado ahora y no a fin de tu primer mes, y que te vayas sin pasta y energía. todo vuelve nena: vos te portaste mil puntos, eso no pasa desapercibido al gran ojo del cosmos...

    pilas y más pilas.
    beso enorme!

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Vero a full. Me parece acertadísima tu dignidad en todo momento. NO hay que rebajarse por esta gente aprovechadora. Y a la vez agrego una reputeada porque me parece de cuarta esa especia de abuso y psicopatez que se añade a las relaciones laborales en nuestro bienamado país. Acabo de rechazar un laburo porque también, especulaban con mi buena predisposición.
    Tu próxima oportunidad laboral va a compensar este mal trago, vas a ver. Sos muy talentosa!!! Un beso enorme Vicz!!!

    ResponderEliminar
  4. Silvia (Cara y Ceca)26 de octubre de 2010, 09:57

    No hay mal que por bien no venga (perdón por la antigüedad), si la reacción es "supernavegar" tus mares conocidos: posts en PDG y Fashion Forward y un nuevo 365.
    Se extrañaban.

    ResponderEliminar
  5. que hijos de tuna! (diria Milo)
    se fueron zarpadamente a la mierda!
    espero de cuore que encuentres algo pila a la brevedad y que sigas haciendo todas esas cosas cooles que haces, posta y re-posta!
    besotes!

    ResponderEliminar