domingo, 2 de enero de 2011

and we're back!

on the beach.
Mis vacaciones interruptus son de lo más originales.
Heme en Monte Hermoso de nuevo, por otros 5 días más. Con la sola diferencia que en la semana que pasó entre que abandoné y regresé, el pueblo se LLENÓ DE SERES HUMANOS DE TODAS LAS GENERACIONES. es un big quilombo de pipol.
Anoche, para poder cenar, tuve que sentarme en la primer mesa que encontrara libre, fuese en un café o en el casino, no importaba. Afortunadamente en Revoque había una, porque los juegos de azar no se me dan bien.
Estaba lleno, llenísimo de gente. Los mozos corrían por el pasillito de entrada zumbando y haciendo malabares casi olímpicos con las bandejas cargadísimas. Estos pibes pasaron a ser mis ídolos. Era casi imposible cenar en paz y me fui enseguida, con la mitad del sandwich primavera envuelto en una doggy bag.

Fotos se las debo. Me abrumó tanto la multitud que ni inspiración para fotografiar tuve!

Hasta luego.

2 comentarios:

  1. Como back por ahi?? que pacho?? cosa rara, che??

    ResponderEliminar
  2. Mucho tira la cabra p'al Monte.

    (¿o era la gallina? :p)

    ResponderEliminar