martes, 31 de mayo de 2011

¿Quién me manda, eh?

Ayer yo estaba en Bahía Blanca, saliendo de la Biblioteca. Un rato antes había lloviznado.
Cuando encaré la puerta, me encontré con una piba (early 20s) que entraba, con la capucha de la campera puesta.
Le abrí y le pregunté, medio cómplice, medio buscando información de primera mano: ¿llueve de nuevo?
Ella me miró, medio onda tipo nah y me respondió: ay, no sé... ni idea.


¿COMO NI IDEA?
¿LLEGASTE TELETRANSPORTADA AL EDIFICIO?
¿ESTAS CIEGA, SORDA Y ATÉRMICA?
¿POR QUE VENIS CON LA CAPUCHA PUESTA?
¿SOS TONTA?


Como a nada de esto iba a encontrarle respuesta, decidí... onda tipo que nah.
Y segui mi camino.

5 comentarios:

  1. Jajajaja no dejo de reirme, hubiera pagado por una foto de tu cara en el momento en que la mina te respondió semejante boludez!!

    ResponderEliminar
  2. Nah, si la juventud viene cada vez peor!! ;)

    ResponderEliminar
  3. Esto es lo que se llama desintonía intergeneracional, ¿no?

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja De una que vino teletransportada! jajaja la capucha, sólo por moda!

    ResponderEliminar