domingo, 11 de diciembre de 2011

Andá a comprarle a Musimundo

La semana pasada se me antojó comprarme un disco de Norah Jones. Acá en Punta Alta no hay disquerías (de originales, porque de truchadas piratas se consigue, claro). Lo único que hay disponible, desde hace unos meses, es la sección "Música" del nuevo Musimundo!, pésimo injerto de Megatone con Musimundo! Fui, a ver qué onda. Ni bien entré me atajó una empleada, una piba joven, que sobre el volumen infernal de la música que ponen en el local, se ofreció a ayudarme, a pesar de que yo quería revolver las bateas sola.

-- Los discos de Norah Jones, ¿dónde están?, le pregunté.
-- ¿Norah Jones...? ¿qué canta?, me respondió la piba.

Me salió una risa algo irrespetuosa pero vamos, mujer no te pedí algo de Diana Krall o Cassandra Wilson. Norah Jones, la conoce todo el mundo.

- Jazz, le aclaré.
Y me llevó hacia la batea correspondiente, en un sector medio en penumbras, el disco estaba. Chequée precio, accesible, bueno, gracias. Y me fui.

A pesar de esta anécdota (después confirmamos que la empleada es nueva y que hasta no hace mucho atendía la caja de una carnicería del barrio), volví a los pocos días, a llevarme el disco en cuestión. Antes en el viejo Musimundo! uno revolvía tranquilo, miraba, después pasaba por la caja, pagaba y se iba. Ahora no. Con el nuevo sistema, luego de la compra y fusión de Megatone + Musimundo, uno sí o sí debe recurrir de entrada a un empleado que le facture el disco, en una PC, de dorapa y de ahí te derivan a una caja común. Y el sistema de facturación que usan no es lo más sencillo para el vendedor que puede llegar a decirte que pagando con tarjeta, en un solo pago, el disco te CUESTA EL DOBLE. Era un error pero QUÉ ERROR.

Si ya antes, en el viejo Musimundo, los empleados no se destacaban por conocer mucho de música, ahora, en estas versiones de negocios donde el mismo sujeto debe vender una heladera, un lavarropas, una aire acondicionado, una batidora Y DISCOS, la cosa es aun peor.

Mi pregunta, angustiosa, es: ¿será esta la única forma que tendremos de ahora en más para comprar música por acá? ¿Sufriendo el nuevo Garchimundo? Porque no hay otras opciones. En Bahía Blanca creo que no sobrevivió ninguna otra disquería. No me fijé si Panelli aun tiene pulso. La islita del Shopping me queda muy lejos. Y el viejo local de Musimundo, el de O'Higgins, en pleno centro, fue transformado en una financiera de la misma empresa. Triste. Necesito poder comprar música acá. Cerca.

Me apena terriblemente esta situación. Porque los que todavía gustamos de ir, elegir y COMPRAR música en discos y/o DVDs, nos vemos obligados a revolver en bateas penosas y vacías, donde hay disponible solo "lo de moda", rodeados de electrodomésticos y padecer empleados que no conocen nada de música.

Yo sé que el sistema está cambiando, que la moda de comprar audio digital online se está imponiendo de a poco (aunque en Argentina va un toque lento, y poner el Nº de tarjeta de crédito en un sitio web puede ser fatal), pero... yo quiero un disco. Con su cajita. Su arte de tapa. Su folleto. No un mp3. 

¿Mesplico?



7 comentarios:

  1. Se entiende perfectamente.
    Lo más triste es que cuanto más te alejas del núcleo de este macrocéfalo país, más todavía te cuesta encontrar variedad. Y ni hablemos de variedad en música tangible y disfrutable :(
    Pero a pesar de todo, creo que seguir buscando y no aceptar de una que va a ser imposible conseguir es la manera de originar el cambio en el consumo de música... veremos que pasa.
    Y si no, esperemos que HMV (http://hmv.com/hmvweb/home.do) llegue alguna vez a la Argentina..

    ResponderEliminar
  2. PANELLI...........dios me habia olvidado!!!!! que recuerdo, comprando cassettes de Charly...soy ex bahiense.
    yo me enteré el lunes pasado que megatone ahora es musimundo, como decir vos una garchada!!!

    ya soy seguidora, ame recordar esas cosas que cuando vas, no las tenes presente!!

    ResponderEliminar
  3. Qué tristeza, por el amor de Buddha!

    A mí me sacan MUCHO los venderos de librerías tipo Yenny, que tampoco saben nada de libros. Igual, voy poco, justamente por eso.

    Quizás sea el momento de poner nuestras propias (?) disquerías y librerías (?) para gente como una (?).

    Recibimos propuestas de inversionistas, gracias (?)

    :P

    ResponderEliminar
  4. donde dice 'venderos' debe leerse CLARAMENTE 'vendedores', leé bien (?)

    ResponderEliminar
  5. Laura: vea, teniendo en cuenta el declive en el que se encuentra la industria discográfica, creo que será mejor apuntar a otro negocio. No, librería menos, parece que el futuro de eso tambien es digital.

    ResponderEliminar
  6. Vix... me pasó algo parecido en una librería muy renombrada... Pedí un libro bastante conocido y no sabían el autor... me pregunta y se lo dije... me pregunta otra vez ¿Cómo se escribe?
    Sin palabras...

    ResponderEliminar
  7. El otro día en un Megatone el vendedor me tuvo 15 minutos "de dorapa" cargando los datos del cliente (porque tenía que hacer una compra con los datos de monotributista de mi papá) y cuando fui a pagar la cajera me facturó cualquier cosa! Si no saben hacer eso, qué podemos esperar que sepan de música o libros.

    ResponderEliminar