jueves, 1 de diciembre de 2011

mañana de furia

Hoy colaCsé.
Hoy... perdí la chaveta, el control, fui poseída por belcebú y me descontrolé.
Vean, les cuento...

Yo vivo en el centro de la ciudad. Y vivo rodeada de mucha gente que se va renovando con frecuencia, van y vienen los inquilinos cada tanto. Y en esta etapa en particular parece que JUSTO nos tocaron todos los que profesan el culto del MECAGUISMO. Se cagan en el respeto por lo demás y es así que TODOS ponen la música a todo culor. Los villeritos de acá a la derecha ponen cumbia. Las cabareteras de acá a la vuelta ponen cumbia y todo tipo de música latina porque seguramente les recuerda a su tierra natal, República Dominicana. Pero es lógico, son caribeñas o pendejos, les gusta la joda, no es respetuoso pero es acorde. Ahora, cuando la que pone el volumen fuerte es UNA VIEJA que bien podría ser abuela de 4 nietos de 40 años cada uno, eso ya es el colmo. Y si la señora es ultrareligiosa, peor.

La cuestion es que ya el año pasado (¿o este?) tuve que ir a pedirle que bajara la música (evangélica), pero fue un suceso de lo más cómico. Hoy, no. Lo de hoy fue la furia apersonada. La vieja estaba escuchando algo tipo Juan Gabriel pero con contenido religioso. Iba a ser dificil razonar con ella, considerando que la primera vez se había justificado diciendo que ponía la música fuerte para combatir las macumbas que hacían las dominicanas en su patio (sí, al día de hoy es anécdota en casa).

Después de soportar su música invadiendo mi cocina durante una hora y media, y no poder abrir mi ventana ni conseguir un mínimo de concentración para trabajar en casa, me calcé las zapatillas y salí hacia su departamento como transportada por el diablo mismo. La tipa estaba con la puerta abierta de par en par. Cuando me acerqué, ella estaba ahí en el living. Le pedí que bajara la música y me contestó de pésima forma que "era la segunda vez que iba a pedirle eso". Bien, al menos sabe contar. Le traté de hacer ver que ella no vivía sola en el barrio y que con su música a todo volumen me molestaba e impedía trabajar y estudiar en mi casa, pero la vieja no me dejaba hablar, insistía con que ella SI VIVIA SOLA y que pagaba el alquiler de su casa, mientras yo me contenía para no asesinarla ahi nomas por irrespetuosa y obtusa. Ya me empecé a sacar mal y abandoné la calma para empezar a gritarle, y cuando me pidió "por Jesus" que me fuera perdí todo tipo de control. "No me voy un carajo" y seguí a los gritos dejándole en claro que muy religiosa será ella pero ES UNA IRRESPETUOSA. Me cerró la puerta en la cara.

Volví a mi casa presa de una furia tal que no me cabía en mi misma.
¿Tan dificil es ser considerado con los demás? Escuchá tu música pero a un volumen razonable o cerrá la puerta. Lo puedo entender de un preadolescente rebelde pero de una señora de 60 y largos, no. Con la cual no se puede razonar en absoluto ya que todo su accionar, por lo visto, está regido por su evangelismo ciego. Es notable cómo su mente mesiánica es capaz de considerar justo molestar a los demás.

¿Donde quedó eso de "mis límites terminan donde empiezan los demás"?
¿Su Dios no le hace ver que haciendo esto se caga en todo y todos?


Una como que se PUDRE de ser tolerante...

Es probable que vaya una tercera vez a pedirle que baje la música, y también es probable que esta vez no vaya enojada sino munida de un rollo grande de nylon, un estuche con cuchillos y sierra eléctrica y varios rollos de cinta de embalar. Si alguien pregunta, Julie me dio la idea.





7 comentarios:

  1. yo tambien tenia un vecino cumbiero que lo canse llamando a la policia y metiendole denuncias por ruidos molestos, vinieron varias veces y despues el tipo se dignaba y le bajaba el volumen al equipete que tenia, al tiempo el tipo se mudo.

    ResponderEliminar
  2. Jua jua jua!!! Suerte que no me linkeaste al menos... ¡te recontra entiendo! Yo soy la siempre paciente, pero perdí la chaveta más de una vez, sería muy largo de contar, pero una fue con Zoe bebé se despertaba tres veces por noche culpa de tres vecinos distintos, pendejos mugrientos quilomberos, familia violenta y vecinos de arriba con dormitorios de alquiler para ocho personas en una casa para tres. Y una fui a mostrarle cómo se cerraban "correctamente" las puertas para que no se te rajaran todas las paredes... pero fue un detalle dentro de una interminable serie... no sabés. Y después, más vecinos violentos, una con cuatro perros encerrados en la terraza cagando todo y ladrándome todo el día y la noche en mi ventana, etc. El MECAGUISMO llega muy lejos, evangélico o no.
    Acá decidí, dado lo bello del lugar y la buena onda de mis vecinos cercanos y mi nuevo zen, no engancharme en nada, por ahora voy bien. Pero hay uno que puso la alarma perimetral que se dispara 17 veces por día (postísimamente posta), por un perro, una piña que cae, un pajarito que caga... etc. Un día de estos voy y lo claqueo.

    ResponderEliminar
  3. Me adelanto al comentario de Vix, que debe estar reponiéndose de un día infernal. Y me permito esta licencia, por compartir domicilio con la dueña de este blog.

    A la mañana de furia, se agregó la noche de furia, gracias a otros vecinos, que "inauguraron" domicilio, con grupo de amigos, justito enfrente de nuestros dormitorios. Cuando iniciaron la mudanza tuvimos una señal importante de lo que nos esperaba: lo primero que el joven militar bajó de su pequeño auto fue una tremenda caja de un bruto equipo de música. Así fue nomás, hasta las 4 AM, nos tuvieron al compás de ese horrible ton, ton,ton, que ni siquiera es música, más los gritos y risotadas, porque prolongaban su fiesta en la vereda.

    ResponderEliminar
  4. primero un ohhhhmmm, tres respiraciones, y después....

    http://www.youtube.com/watch?v=ej8-Rqo-VT4

    !

    ResponderEliminar
  5. Es que si al menos fuera Mozart a todo volumen, o Beatles, o incluso Rollings, pero ¿¿cumbia??¿¿macumbas?? ¿¿bachatas??¿¿ballenatos??
    Prefiero el infierno!! Eso es un bucle machacón infinito.

    ¿Y si disimulais una misa negra satánica disfrazados de zombies y mirándola fijamente? A lo mejor...
    sale huyendo.

    ResponderEliminar
  6. pobre Vix! no jodes a nadie y te pasa esto!, concuerdo con juanaR....por ahí o huye o te trae a sus amigos evangélicos y te quieren exorcizar...pensalo.

    ResponderEliminar
  7. fah a mi me pasa con mis vecinos, dos por tres se mandan tremendos asados en la azotea y joden a toda la manzana, y la manzana de enfrente, pero posta. me da mucha bronca. una vez le pedimos al vencino que bajara el volumen y lo subió más, estaba borracho y gritaba, fue horrible y comí bronca a cara de perro, pero como tenemos las azoteas comunicadas no quisimos llamar a los milicos... no estuvo ni ahí, pero lo bueno es que mientras él subía las cumbias al grito de "dale gaaaas" la mujer le decía "basta che, shhhh" así que bueno, al menos alguien sensato hay. Era el cumple de él así que veremos qué sucede en febrero cuando llegue un nuevo cumpleaños. A mí me SACA mal. Porque encima si lo hacen un sábado de noche me puedo calentar porque yo quiero dormir pero bueno, es fin de semana y está en su derecho de 2 o 3 veces al año hacer una fiesta, pero un miércoles seguir hasta las 4... sos un mecagado total!! Eso entre otras cosas, como llegar a las 5 de la mañana de un cumple de 15 y que estuvieran los nenes jugando al fútbol en la calle SOLOS. Yo que sé, es medio obvio que no vas a poder entenderte mucho, no?

    Beso y vamo arriba, ya nos vamos a ir todas a vivir en casas con patio y distancia con los vecinos como Julie!

    ResponderEliminar