jueves, 26 de julio de 2012

Así estamos

Ir en auto al gimnasio y pagar para caminar en una cinta eléctrica sin fin.

¿Estamos haciendo todo mal, no?
Si el siglo XIX nos viera, nos llenaría de patadas el traste.

Yo, al menos, voy caminando.
*consuelo de tonta*

6 comentarios:

  1. No sé adónde vivís, pero en mi barrio ya casi no se puede caminar por las calles.. te asaltan a cualquier hora y es peligroso.
    Emmm, buenop.. comento esta entrada y más vale que deje de blogudear, me ponga el jogging y me suba a mi bendita cinta :((

    Saludo

    ResponderEliminar
  2. Siempre has sido. muy decimonónica tú.

    ResponderEliminar
  3. yo no voy a un gimnasio que no me quede cerca.

    ResponderEliminar
  4. yo lo pago, no voy, y digo "no me dio resultado" es verdad, así estamos.

    ResponderEliminar
  5. Jejejeje sí, somos recontradictorios
    Cuando yo iba al gym flasehaba porque todos veían el canal Gourmet, mientras chivaban como aznos en la cinta, y que a su vez entre tortas y panes franceses, pasaba publicidades de yogurres y postrecitos Ser.
    La esquizofrenia absoluta.
    Ud siga con su coherencia.

    ResponderEliminar