sábado, 22 de junio de 2013

el engaño

Los ravioles del otro día no eran de "pollo y verdura" como te los ofrecen. No. Eran, según el cartel que vi en la casa de pastas, de SESO y verdura. SESO. 

¡Me comí las ideas de una vaca! ¡Con tuco!

En cualquier momento empiezo a perseguir yuyitos y mugir.




5 comentarios:

  1. Me acuerdo que mi vieja me decia que cuando ella era chica en italia (era italiana ja!) como era epoca de guerra y no habia un mango se provechaba todo y a ella termino por gustarle. A mi siempre me dio idea, pero puede ser rico. Te gusto?
    Genial "¡Me comí las ideas de una vaca! ¡Con tuco!" me hiciste reir.
    Besos.
    Lau

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. nunca comi, mmmm que tal???? mas alla del engaño jaja

    ResponderEliminar
  4. Chicas, consulten con sus mayores: el seso de vaca, hervido, siempre fue ingrediente principal de cualquier relleno de pasta (ravioles o canelones), y el seso doradito y crocante, de una cabeza de cerdo asada, una exquisites.

    ResponderEliminar
  5. Chicas, consulten con sus mayores: el seso de vaca, hervido, siempre fue ingrediente principal de cualquier relleno de pasta (ravioles o canelones), y el seso doradito y crocante, de una cabeza de cerdo asada, una exquisites.

    ResponderEliminar