viernes, 18 de octubre de 2013

Degenerada

Hoy. Situación en un negocio. Madre con criatura de 4 años, sentadas cada una en una silla tipo jardín de caño y lona plástica, esperando el turno de ser atentidas. Criatura que molestaba y la madre le insistía con "Quedate quieto". La criatura no le hacía caso y la madre dale con el "¡Quedate quieto!". Criatura siguió siguiendo en la inquietud infantil y cayó de espaldas al suelo al tumbarse la silla liviana. Llanto, gritos y drama. El terror en los ojos. La madre le recrimina: "¡Eso te pasa por no quedarte quieto!"
La criatura era UNA NENA.
La madre, una burra. Vuelta a la primaria, señora, a estudiar de nuevo género. Y número, por las dudas.
Por algo la criatura no le hacía caso...





8 comentarios:

  1. me muero....! o nunca le dijeron que tenia una nena o tenia algun problema en la vista!!! XD

    ResponderEliminar
  2. Cómo sabés que era una nena? Le preguntaste?

    ResponderEliminar
  3. Sabés que me dejaste pensando con tu relato?Como estaba vestida la criatura?No sera que la estan criando como varon?

    ResponderEliminar
  4. Esto me ha recordado que en español exclamamos ¡BRAVO! cuando, por ejemplo, unA cantante hace una actuación estupenda.
    Los italianos dicen BRAVA!, y , oye, tienen más razón que un santo :D

    ResponderEliminar
  5. No sé qué decir... No habrá sido un nene con pelo largo? Porque no me cabe tanta bestialidad en una madre.

    ResponderEliminar
  6. Era una nena. Claramente una nena. Vestida de nena, con cara de nena y con el pelo largo atado en una pony tail. Y no era el tipo de familia indicada como para pecar de snobs y criarlo como nena o viceversa. Era, simplemente, ignorancia de la madre que debe creer que "quedarse quieto" es una expresión fija, que no se debe adecuar al género.

    ResponderEliminar
  7. extrañaba a piel de gallina, y veo que tiene tu lluvia querida :)

    ResponderEliminar