lunes, 6 de abril de 2009

Y siguen los épsitos

Transmitiendo desde la capital argentina para toda la comunidad blogger (¿?) con el único objeto de informales que prodújose otro me-mo-ra-ble encuentro entre ávido lector de pieldegallina y su autora. En este caso con el señor Marcelo Lacanna, ése del coso (Lacanna dixit) que yo vengo recomendando acá al costado hace como dos años (y muchos me han dado bola, parece).

En rigor de la verdad, yo soy más antigua lectora de sus textos que él de mis posteos, pero ¿a quién corchos le interesa la rigurosidad cuando se trata de blogs, verdad?. Nos encontramos y ya.

Una amabilísima conversación seguida de intercambio de autógrafos (él me dio uno de Bon Jovi, yo le pasé uno de Hugh Laurie). Lamentablemente tampoco hay registro fotográfico de tan agradable velada (ah, no, fue a plena luz del día... era yo que estaba fisurada de sueño nomás). Me entretuve, me olvidé y bueh...

Lo que se dice una tarde bien aprovechada. Al menos, así, lo veo yo. Habría que pedirle la opinión al perr....digo, a Lacanna.

Sigan en lo suyo, yo me voy a pasear en un calurosiento lunes por las calles de Buenos Aires que, mamá, sabelo, no son tan cortas como vos me decís.

Arrivederci.

2 comentarios:

  1. Ya ves, que para mí el tal Lacanna es tan famoso ya como cualquier actor de Hollywood. Seguramente le sigo gracias a tí, pero yo de quien de verdad pediría un autógrafo es de la mamá que parió a Piel Vix de Gallina. No sé, me cae bien la señora...

    ResponderEliminar
  2. En lugar de autógrafo, dejo aqui un saludo para JuanRa Diablo. La simpatía es recíproca. Es que me agrada sobremanera el idioma español.
    ¿Será porque tuve un abuelo castellano, de Salamanca?
    La mamá de Vix.

    ResponderEliminar