sábado, 2 de octubre de 2010

Comé, rezá, amá, y en lo posible... ¡no me jodas!

Hace algunos días terminé de leer "Comer, rezar, amar" y hoy fui a ver la película. Después puedo explayarme sobre si me gustó o no, si me pareció acertado que dure dos horas y media, si la elección de los personajes fue la mejor y si me pareció buena o mala. Sólo quiero comentar una cosa.
Cuando terminó la película -que, valga la aclaración, disfruté- yo me quedé (la sala vacía ya) leyendo los créditos finales, como hago siempre, porque me interesa leer las canciones usadas en la banda sonora y es justamente lo que...aparece último. En eso estaba cuando de repente veo por el rabillo del ojo que una mujer se me va acercando por el pasillo de mi butaca...despacito, caminando cual pintura egipcia de perfil, y me dice, muy en cómplice, parada a mi lado:
- psss, tanto gasto para los últimos 20 minutos...

Como no recibió respuesta alguna de mi parte, de hecho ni la miré, me agregó para que yo captara completamente su reflexión:
- Javier Bardem...

Y yo, bastante molessssta por su desubicadez, le aclaré, tajante, sin dejar de mirar la pantalla:
- a mí no me gusta Bardem. (lo cual es absolutamente cierto y ese punto final le debió haber sonado a cachetazo)
- ¿no?, preguntó sorprendida
...

Mutis por el foro.
Yo seguí leyendo los end credits sin mirarla hasta que el resoplido rezongón le supo incómodo hasta a ella misma y, así como se había acercado, se alejó.

No me jodas, ¿querés? No busques complicidad dañina en un extraño, ¡idiota! Encima que me banqué a la estúpida que canturreaba por lo bajo una ópera usada en la banda sonora, al viejo expectorante que no paraba de toser y moverrrrrr los mocos dentro de su aparato respiratorio, y a otra imberbe a la cual le sonó el celular en volumen máximo...¿vos me venís a hacer un comentario para que critiquemos la película como viejas comadronas? Tomatelas, haceme el santissssimo favorrrrrr. 
¡Hostias!

Y la película me gustó, oh, qué tanto, pero a Bardem no lo banco. Me parece tosco, grandote, desprolijo, grueso, no me va ni en joda. Yo no te compro el latin lover look. Y ciertamente un español haciendo de brasuca hablando en un inglés perezoso con mezclas de portugués mal pronunciado, no es lo ideal... ¿por qué esos cocoliches? ¿no había algún actor brasilero posta?

En fin.
Las demás particularidades sobre la versión fílmica del libro, las pondré sólo a pedido del público (?).

3 comentarios:

  1. Tu lo puedes decir bien alto.
    Yo, que debería presumir de que haya españoles en Hollywood, no puedo más que admitir que Bardem y Banderas me chirrían como las uñas en el encerado. Son chinas en los zapatos.

    ResponderEliminar
  2. quiero la reseña de la peli
    la vamos a ver mañana y encima no leí el libro
    bah quiero primero la del libro
    confio en tu criterio a full

    ResponderEliminar
  3. jajajajaaaa! A vos te pasan las cosas que a muchos... Pero las aprovechas! jaja! Qué vieja de... mpf!

    ResponderEliminar