viernes, 26 de diciembre de 2008

sensaciones & pequeños placeres cotidianos

  • esos segundos previos al momento en que uno se queda dormido, cuando uno se da cuenta que está cayendo lennnnntamennnnte en sueño profundo, últimos segundos de conciencia antes de fundirse en el sopor. Placer puro.
  • cuando en invierno uno anda por la calle, enroscado en bufandas y abrigos, con la cara congelada y entra en un Café cualquiera... el aroma al café express, el ruido a vapor de las máquinas...el murmullo que se diluye en el ambiente...la calidez del lugar...los vidrios de los lentes empañados por el cambio de temperatura...
  • la sensación física inmediatamente posterior al estornudo; esa explosión interna que empieza en la nariz y termina por acá en el pecho, el sacudón que pega el esqueleto para luego volver a su lugar, el indescriptible alivio final...
  • cuando nos duele hasta la sombra... músculos, huesos, todo, andamos rotos por algo y nos dejamos caer por fin en la propia cama, toda mullidita, prolijamente hecha, y el cuerpo, parte por parte, se va acomodando hasta relajarse por completo y no sentir más dolor...
  • saciar la sed acumulada por horas con un vaso de agua completo, sin detenerse para respirar...

sugerencias?
comentarios?
recomendaciones?

3 comentarios:

  1. Hay más, pero es sábado a la siesta y estoy fiacoso, esa es otra de la cama, cuando uno está con fiaca, se acuesta y empieza a estirarse. Alguna vez tuve la secreta esperanza de que, producto de ese estiramiento, iba a crecer en altura. Pero ya tengo 29 y me puedo poner tranquilamente los pantalones de los 13 o 15 años... Se así.
    Me voy a estirar.
    Muy disfrutable el texto.

    ResponderEliminar
  2. * Muy acalorado tirarte a la pileta de cabeza.
    * Sexo todo, claro.
    * Llegar a dónde sea y que no haya cola.

    ResponderEliminar
  3. * El primer trago de cerveza fría cuando tengo sed
    * El chocolate caliente que nos prepara a veces mi madre sin avisar
    * Saber que después del trabajo o de cualquier cosa fastidiosa que estés haciendo te espera un buen libro
    * Ver a mis hijos plácidamente dormidos

    ResponderEliminar