jueves, 5 de marzo de 2009

Golpe a golpe, verso a verso

Anoche en Bahía Blanca Joan Manuel Serrat dio un concierto, según dicen, de la hostia. Y aclaro "según dicen" porque yo me quedé con las ganas. Cuando quise comprar entradas, ya estaban agotadas. Los bahienses son gente muy acaparadora. Encima hubo una irresponsable sobreventa de entradas y el inicio fue caótico, hasta irrespetuoso para con el artista.

"Bueeeh...no es para tanto", pensé, me conformo con haber visto el show "100x100 Serrat" por TV cuando actuó en el Festival de Viña del Mar hace unos pocos días. Al fin de cuentas, el espectáculo es un repaso por su carrera, nada de disco nuevo ni orquesta sinfónica, ni malabares catalanes a orillas de la ría. No era para lamentarse llorando a moco tendido.

Pero hete aquí que, hoy, al abrir el diario La Nueva Provincia, leo la nota sobre su presentación y me llevo el chasco de la semana. Aparentemente el tipo presentó un par de temas inéditos sin decir agua va y una se queda con la intriga. Lo parió, Shuanmanuel, avisá...¿son adelantos del próximo disco?.

2 comentarios:

  1. Yo le ví en la gira que hizo junto a Joaquín sabina. Maravillosos ambos.
    Por cierto, ¿te gusta Sabina?

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, me gusta Sabina.

    ResponderEliminar