viernes, 16 de julio de 2010

30 para 30 | fact #5

Algo grave que me viene pasando hace tiempo: no me salen las palabras en el momento en que las preciso. Me pongo a elaborar una idea y de la oración me salen 10 palabras. Las otras 10, nunca sé dónde están. Yo, que trato de no usar muletillas, que me esfuerzo por usar palabras que han caído en desuso, estoy como las viejas (con todo el respeto que me merecen las viejas en su totalidad), al borde de armar toda una conversación en base a las variedades de "coso": "alcanzame la cosita ésa... la que me regaló coso", poniendo cara de indignación cuando mi interlocutor/a no me entiende. O peor, en una situación donde debo expresarme con altura y el diccionario me abandona en pampa y la vía. Y me quedo diciendo: "ay, no me sale la palabra..."

Papelonazo.

Estuve elaborando teorías que expliquen este repentino vacío de léxico que me aqueja.
Una puede ser que porque tengo acumulada demasiada información inútil en la cabeza. A veces tener buena memoria no es TAN  bueno, porque la mente se pone selectiva con los años, y empieza a dar prioridad a datos menores del tipo "en el kiosco de calle X se consigue el alfajor Vauquita Capuccino" pero te hace olvidar de una palabra como estoicismo, por ejemplo. Y te caga el remate de una idea.
Otra es que esto de andar enamorada del idioma inglés me haya robado lugar para acumular vocablos del castellano. En muchísimas ocasiones me he visto usando una palabra en inglés porque la del español no me salía ni de casualidad. O me resulta más accesible pensar directamente en inglés porque he tenido que ESTUDIAR vocabulario en inglés. El castellano uno lo aprende a los golp...no, sin darse cuenta. Eso.

¿Habrá que recurrir a un backup? ¿bajar información no tan vital a un dvd y dejar el espacio libre para cosas más relevantes?

6 comentarios:

  1. Yo no tengo ese problema, pero relacionado con el asunto "Memoria", tengo unos simpáticos desperfectos del tipo "Y yo que venía a buscar a la cocina?" "Che... eh... eh... qué te iba a decir?" y "Te dije tal cosa? O lo pensé nomás?"

    ResponderEliminar
  2. será el alemán que viene con los años!!?? jajajaja
    más allá de todo, "leerte" es un placer para la vista!
    Apoyo el buen uso del vocabulario! para algo existe che!! hay taanta chatura! muchas veces cuando converso, suelo utilizar palabras, o "formas de decir", que para mí son normales, porque las uso cotidianamente, y de mi receptor muchas veces recibo un "lo qué?" , "cosa??" ... en fin!
    muy buen post Vic!

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Vero en valorar "el buen uso del vocabulario..que.. para algo existe".
    Creo que la mejor forma de mantenerlo activo es leyendo y escribiendo. Vos lo hacés.
    También es cierto que con los años se van seleccionando los recuerdos, que la memoria ROM no puede abarcarlo todo, que el backup se hace solito, naturalmente, sin que te lo propongas.

    ResponderEliminar
  4. No creo que se pierda por falta de espacio en el HD, ni creo que haga falta hacer backup en medios extraìbles (bien sabemos que es lo mismo que que se pierda porque nadie vuelve nunca a levantar datos almacenados en una caja).
    A mì tambièn me pasa pero he descubierto que la informaciòn està, sòlo que se tarda màs en accesarla (me odio) porque se va fragmentando.
    Entonces la soluciòn està en desfragmentar (vacaciones o dormir màs), a mì me dà resultado.
    Ya sè, la analogìa es muy chota, pero ustè empezò.
    Orgullo Sra., conozco gente que sòlo usa su sistema para mirar a Rial y jamàs se fragmentan le garanto.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que es un envejecimiento natural del disco rígido. No puede ser que se charle una hora con una persona, se incluyan anécdotas, se despidan y ni ahí una se acuerda el nombre... Please un antivirus o un anti Alzheimer!!!

    ResponderEliminar
  6. Es un axioma como la copa de un pino. Siempre que se le pide una palabra urgente al cerebro ésta suele llegar a destiempo. Yo he olvidado en más de una ocasión la palabra hipocondriaco y he tardado horas en que le de la gana de presentarse como dios manda.

    Y eso que comemos chocolate que lubrica neuronas, creo.

    ResponderEliminar