viernes, 6 de agosto de 2010

una de cal, otra de arena

O el equivalente a "una gansada y un gol de media cancha".

Primer acto:
En un negocio, dos minas detrás del mostrador, mientras me atendían, arreglaban no sé que asunto de celular a celular, se pasaban un contacto o algo así. De repente, le suena el celular a una de ellas y la tipa se sobresalta.

mina: ¡ay, me asusto de mi propio ringtone!
yo (dormida, era temprano):ah, es que los Killers son asesinos...
mina 2: cuac!
mina: ...(cri cri) claaaaro.

chiste malo no valorado.

Segundo acto:
Entro al kiosco Frías a llevarme la revista Living, antes de arrepentirme o de que otro me gane de mano. Pedro Frías, que anda por los 80 y varios, me da el vuelto y agrega:
Pedro: 17 y 3...20...y un caramelito para endulzar, por el día del niño, usted es una niña aún, señorita.
yo:... (sob sob)

ay, cómo le quiero. ¡Eso es un regalo, carajo!

3 comentarios:

  1. jajjaa!!!!! me hiciste reir mucho!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Pedro es maravilloso, no puedo dejar de pasar todos los meses cuando cobro a comprarle algun libro, aunque sea viejísimo. Sólo para charlar un rato con él. jajaja

    ResponderEliminar
  3. muy tierno pedrooooooooooooooooo!!!! amo a esa gente, hace feliz con nada! jajaj! muaaa!

    ResponderEliminar